Apreciados Maestros

Asunto: Somos responsables del cuidado de la Casa Común

Escribo esta carta como una manera de seguir tejiendo caminos de dialogo y de discurso pedagógico. El curso de Formación Ética y ciudadana del Maestro desde la Pedagogía Franciscana tiene una característica muy particular: Establecer relaciones comunicacionales para continuar con el debate de la responsabilidad que tenemos como maestros con el cuidado del mundo cada vez más cosmopolita. Es decir, cuidar la casa común para la construcción de una ciudadanía cosmopolita en un mundo globalizado. (Comins Mingol, 2014, p.1). Por supuesto, N0 puede ser de otra manera, de lo contrario daríamos por finalizado curso.

Los problemas éticos y educativos están a la orden del día y compete analizarlos a la luz de las realidades y los cambios que suscitan los gobiernos y los sistemas; las personas y sus necesidades humanas. En efecto, continuamos en la reflexión a partir de interrogantes originados en el "aula inmensa de la Memoria" (Sopo, 1297), pero también a partir de la identificación de ideas claves para la construcción de un proyecto ético profesional del maestro. En este caso, de la pregunta sobre ¿quién es el maestro franciscano formado como pedagogo en la Universidad Mariana y cuál es su responsabilidad de cuidado de la casa común?
Esta carta entonces, implica el sabernos identificar con una formar de actuación, con una manera particular de ser: maestros a la manera mariana y franciscana, responsables de un proyecto histórico común de persona y profesión. Proyecto que se traduce en comprender el destino de la humanidad, el destino que les espera a las nuevas generaciones, a los niños, niñas y jóvenes que permanecen en una Institución educativa, cuidado y guiado por un maestro, con una persona con biografía, con proyecto de vida y con un sueño real.

Pero también esta carta está destinada a volver a recordar la invitación que se originó en el aula: “labrar y cuidar” el jardín del mundo (Gn 2, 15) frente a la tentación de ejercer un poder que intenta dominar, separar o someter. Nos dijimos en grupo y de forma individual, que deseamos formar parte de una ciudadanía activa que “LABRA” el futuro de la sociedad, participando, cultivando nuevos estilos de vida y poniendo en marcha proyectos transformadores que provoquen cambios sociales y eclesiales concretos y cotidianos. Esos proyectos transformadores que comenzaron con las campañas de ética en sus Instituciones educativas y que en la lectura de sus proyectos encuentro grandes cosas altruistas y de sentido: como esta de construir la ética de la casa común entre todos, o la ética de la tierra.

De una formar proactiva nos invitamos a “CUIDAR” la vida y nuestra casa común, es decir, a custodiar cualquier forma de vida y en cualquiera de sus etapas, a tejer reconciliación entre nosotros y en nuestros pueblos y entornos más próximos; nos hemos pedido velar para que sea el camino del diálogo y la inclusión lo que nos mantenga en el camino de guardar, proteger y construir una Casa común donde todos caben y todos se benefician de tanta riqueza como tiene este hermoso “jardín del mundo”.

Más allá de nuestra fragilidad y de nuestros límites, creemos que ese mismo Espíritu de Jesús y Francisco de Asís puede fecundar los gérmenes de vida y restauración que hay en nosotros y en toda la Familia Mariana haciendo estallar una nueva VIDA para todos. A este Espíritu confiamos que nos vaya recordando todo a lo largo de estos tiempo de formación en la Maestría, que siga iluminando por dentro lo que en este tiempo ha susurrado en nuestros corazones, y que nos haga buenos comunicadores y Hermes de la Noticia que juntas hemos escuchado en las aulas vencedoras de la Universidad Mariana.

Estimados maestros y maestras quiero felicitar y valorar sus trabajos, referidos a las autobiografías éticas y al proceso de participación en el aula. Sé que han esperado las notas y los promedios cualitativos de su labor pero me interesa saber que puedo leer más de 31 proyectos de vida; sus formas de contar la vida y de acontecer la historia narrativa. Algunos aún son temerosos de su historia y temerosos de su labor pero encuentro grades riquezas humanas que develan horizontes de sentido. En el fondo se teje una labor de vocación hacia la maestría y la labor docente.

Me siento complacido de saber que no abandonarán este proyecto ético como a su amigo el árbol del jardín del mundo. El seguirá esperando y vigilante de sus miradas cada vez que llegue a la universidad. Los animo a que prosigan la marcha y su OLA ÉTICA se propague por el confín de sus regiones geográficas, de sus pliegues de escritura, de sus pieles y territorios mágicos.

Vázquez Verdera (2010) nos recuerda que “El momento histórico en el que se ejercita la docencia actualmente, se caracteriza por la interdependencia estructural. El planeta y la humanidad, en su conjunto, se encuentran afectados por un sistema de interdependencias en las relaciones económicas, culturales, políticas y religiosas. Dicho en otras palabras, la interdependencia tiene que asumirse como una realidad que demanda imperativamente respuestas para asegurar la supervivencia de la humanidad. Esta situación de interdependencia a la que se ha llegado, genera la obligación de sobrevivir juntos, de mantener y mejorar las condiciones de vida en el pequeño y castigado planeta que compartimos; de dignificar la vida en todas sus formas, especialmente la humana (Escámez, 2004).
Cuando la interdependencia se reconoce así, su correspondiente respuesta moral es la solidaridad y la ética del cuidado.

Desde la perspectiva de la ética del cuidado, el buen ejercicio profesional docente incluye la creación de relaciones de confianza mutua, que permiten al profesorado conocer a su alumnado y plantear las intervenciones educativas en función de los intereses y las necesidades del mismo. El profesional de la docencia es invitado a diseñar su intervención con base en preguntas del siguiente tipo: ¿Cómo mi asignatura puede servir a las necesidades de cada uno de mis estudiantes?, ¿cómo puedo ayudarles en la promoción de sus inteligencias y sus a afectos?, ¿cómo puedo lograr contacto con la mayor parte del alumnado?, ¿cómo puedo ayudar a que cuiden de sí mismos, de otros seres humanos, de los animales, del entorno natural, del entorno hecho por el ser humano y del maravilloso mundo de las ideas? (Noddings, 1992).

Finalmente, agradezco que se haya realizado la lectura a esta carta, que tiene apoyos de referencia, pero también mi sensibilidad de saber que sus cartas tocaron mi sensibilidad humana y no olvido saber que el maestro si tiene quien le escriba, al contrario del relato de García Márquez, donde el Coronel no dejaba de ir a contemplar todos los viernes la llegada de la lancha que traía el correo y la distribución del mismo, llevándose cada vez una decepción porque no tenía quien le escriba.

Su profesor en cualquier parte del mundo

Visitas: 195

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Profe Hector gracias por compartir su carta.
El profesor del pueblo o de la ciudad no solo significa ser aquel personaje que aglomera de conocimientos e informacion a sus estudiantes,no es aquel que desde su silla dirige una función de teatro a su antojo,ni tampoco el dictador cruel que ordena sin piedad a sus pupilos; los docentes por el contrario son libros abiertos de emociones, para compartir valores y sembrar esperanza de cambio, son artistas que acompañan y orientan con sabiduria y amor a sus estudiantes,son lideres que buscan con esperanza la igualdad en cada palabra,en cada clase, ¡son una herramienta poderosa de transformación!. Y es por esto que se debe desmitificar y dar valor a esta labor,empezando por cada docente, experto o novato , joven o anciano,sin importar su origen o creencias debe tener claridad,creer en si mismo y reflexionar sobre el verdadero significado e importancia de su papel como maestro,en la sociedad no debe ser visto como un personaje sin importancia, sin valor!, asi como muchas de las personas lo piensan en nuestro país,"colombia" , pues,recordando lo anteriormente dicho, los docentes...esas personas que "se ganan el dinero facil " en realidad son personas que se enfrentan a diversas situaciones y problemáticas en un salón,si, ese salón,que en realidad es una pequeña muestra de la sociedad, en donde con pocos recursos y dificultades intenta cada dia cumplir con el reto de educar,no solo estudiantes,si no personas,capaces de reflexionar sobre su entorno,capaces de buscar la verdad,disfrutar su entorno y respetarlo, e incluso encontrar la felicidad en pequeñas,pero grandes cosas de la vida.
Si logra dejar huella en el corazón de un estudiante, el maestro siempre tendrá alguien quien le escriba no solo dejando marcas de tinta en un papel,si no una pincelada de arcoiris en el alma.
¡seamos maestros transformadores y repensemos sobre lo que somos!

La vocación docente se encuentra en la profundidad de nuestro espíritu, pero esta debe ser alimentada día a día, este texto y nuestra visita a este espacio es un postre del menú pedagógico que nos ofrece la maestría, pues es un plus que nos contagia de aplicar las nuevas formas de enseñanza y aprendizaje, como estudiante nos deja ver su utilidad para explorar el mundo de la academia e investigación docente. Por otro lado claro que observamos nuestro árbol, la actividad de relacionarnos con tan hermosos seres vivos nos dirige a contemplarles con admiración por su naturaleza en búsqueda firme de alimento y luz y es que esto representa que un ser siempre presente en nuestro campus mantiene una relación de amor, protección y afecto en nuestros corazones, recordándonos el norte y haciendo sentir pertenencia a nuestro quehacer como maestrantes de pedagogía, sin sentido de pertenecía no hay identidad y esto desdibuja mucho los horizonte. Por su ahínco y generosidad la reproducción del saber. Infinitas gracias profe :).

RSS

NOS AUSPICIAN

INSTITUTO RedDOLAC

RUIVE

Red de Universidades Inclusivas Educa Virtual

ANUNCIE SUS CONGRESOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS  EN REDDOLAC

 

Contáctenos al correo: reddolac@gmail.com

NOS AUSPICIAN


ANUNCIOS

Consulte el proceso para tramitar su constancia de ser miembro de RedDOLAC al correo: reddolac@gmail.com

Se aclara que no es obligatorio tramitar constancia para ser miembro de RedDOLAC.

Contáctenos

Apoyemos a que RedDOLAC 
 siga en línea


Apoyemos para que RedDOLAC siga en línea
(más información aquí)

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

Locations of visitors to this page



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

IBSN

© 2018   Creado por Henry Chero V..   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio